Climatización

INTRODUCCIÓN

La climatización consiste en crear unas condiciones de temperatura, humedad y limpieza del aire adecuadas para la comodidad dentro de los espacios habitados. La normativa española ha abandonado cualquier referencia al aire acondicionado, por ser una expresión equívoca, ya que parece referirse exclusivamente a la refrigeración (climatización de verano), cuando en realidad debería referirse al acondicionamiento del aire en todas las épocas, verano e invierno.

La climatización puede ser natural o artificial.

La climatización tiene dos vertientes: la calefacción, o climatización de invierno, y la refrigeración o climatización de verano.

La comodidad térmica, importante para el bienestar, está sujeta a tres factores:

  • El factor humano: La manera de vestir, el nivel de actividad y el tiempo durante el cual las personas permanecen en la misma situación, influye sobre la comodidad térmica.
  • El espacio: La temperatura radiante media de los paramentos del local considerado y la temperatura ambiental.
  • El aire: Su temperatura, velocidad y humedad relativa.

SISTEMAS DE CLIMATIZACIÓN 

Los sistemas de climatización se pueden diferenciar en función de la instalación donde se van a ubicar y esta instalación se medirá en función a la carga térmica necesaria para la misma. Podríamos comenzar por los sistemas de climatización para instalaciones domésticas o residenciales, dentro de ellos podemos encontrar sistemas, en la mayoría de los casos refrigerados por aire, pensados para la climatización de espacios de hasta unos 200 m2. Estos equipos se pueden dividir entre aquellos pensados como climatización para un sólo control de temperatura y una sola unidad interior (independientemente del sistema de distribución) y aquellos donde tenemos varias unidades interiores o terminales para poder gestionar la temperatura de forma independiente en cada una de las particiones que tengamos en el área a climatizar. Para estos sistemas, en los últimos años, se ha incorporado los compresores del tipo Inverter lo que significa un ahorro energético con respecto a los sistemas con compresor todo/nada.

 

Dentro de los compresores Inverter podemos diferenciar entre compresores de corriente alterna y  los compresores de control digital, por lo que existe un aumento de la eficiencia energética entre los tres tipos de compresor, esto es, todo/nada, Inverter corriente alterna, e Inverter control digital. En los últimos tiempos han aparecido además compresores de control Inverter con sistema de compresión rotativa con la particularidad de incorporar  doble rotor o rotor gemelo que consigue parcializar mucho más la entrega de potencia y como consecuencia aportar mayor ahorro energético cuando las necesidades que tenemos en la instalación son de baja carga.

 

La otra característica de los sistemas domésticos o residenciales es su convivencia con el diseño y la estética del local a climatizar, por ello el número y tipo de unidades interiores o terminales que podemos encontrar en estos sistemas es muy numeroso y variopinto, este va desde unidades tipo pared, simuladores de cuadros, espejos, unidades de esquina, consolas de suelo vistas o preparadas para encastrar en muebles decorativos, etc.

Otro de los sistemas que podemos utilizar, son los sistemas autónomos, estos sistemas suelen tener habitualmente su utilización  en instalaciones no residenciales (oficinas, restaurantes, etc.) o bien en sistemas semi-industriales (centros comerciales, grandes superficies, etc.).

 

Su característica principal es que son unidades compactas donde todos los componentes existentes dentro del circuito frigorífico están ubicados en un solo chasis. Las unidades autónomas pueden tener su  condensación a través de intercambio con aire o intercambio con agua, dependiendo del tipo de condensador que utilicemos. Dentro de los sistemas autónomos tenemos que tener en cuenta que las unidades de baja potencia están preparadas para tener su funcionamiento en interior, esto significa que debemos preveer una conducción de aire al exterior sólo para el correcto funcionamiento de estos sistemas cuando son condensados por aire y por ello es importante analizar sr ubicación por el nivel sonoro que puede repercutir en los usuarios.

 

Este nivel sonoro no viene dado por ser unidades más ruidosas que otros sistemas sino por estar todos los componentes en el interior del local.

Algo común a estos sistemas, sobre todo en unidades compactas condensadas por aire para cubierta denominadas Roof-Top es que no podemos olvidar que en el momento de realizar el diseño de una instalación debemos cumplir con la normativa aplicable en este momento (RITE).